¿Por qué anestesiar?

Sedación/Anestesia - Nuestra recomendación

Es común que a los propietarios de las mascotas que acuden a nuestro centro les preocupe el hecho de la sedación/anestesia para realizar diversos procedimientos. En primer lugar queremos aclarar los términos sedación y anestesia.

La sedación es una forma ligera de anestesia en la que el animal está dormido y relajado, pero mantiene todos sus reflejos vitales y puede tener cierta respuesta consciente. Se emplea para procedimientos sencillos e indoloros como extracción de sangre, toma de radiografías, exámen ecográfico, limpieza de muelas por ultrasonidos u otros. El término anestesia suele emplearse en sustitución de anestesia general que induce un sueño más profundo con relajación muscular completa, insensibilidad al dolor y abolición de muchos reflejos. La anestesia general se usa para procedimientos más complejos, especialmente si pueden cursar con dolor (cirugías, resolución de fracturas mediante cirugía o colocación de férulas o vendajes, etc). El término sedación o anestesia es diferente del término analgesia (control del dolor) aunque están muy relacionados y ambas técnicas son complementarias.

Si bien cualquier forma de anestesia implica un cierto riesgo para el paciente, este riesgo no necesariamente es mayor que el derivado de la manipulación de los animales sin sedación. Las razones para esto son varias.

En primer lugar el estrés del manejo (por miedo, ansiedad o dolor) supone un riesgo más grave de lo que puede parecer a simple vista. No sólo hablamos de posibilidad de muerte súbita, sino también de otras complicaciones menos drásticas, pero que pueden mermar la salud del animal y suponer un retraso en la recuperación de su enfermedad. Además entendemos que reducir el miedo y la ansiedad, natural en cualquier animal ante ser manejado y sujetado por desconocidos en un ambiente extraño, es una forma de cuidar su bienestar. Los veterinarios de animales exóticos tenemos más presente el estrés en nuestros pacientes de lo que es habitual en perros y necesitamos tomar mayores medidas para minimizarlo.

En segundo lugar, la sedación permite mejorar la eficacia de la exploración, permitiendo examinar al animal de forma mucho más exhaustiva de lo que sería posible con el animal consciente. Muchas pruebas diagnósticas o tratamientos requieren sujeción e inmovilización completa del animal durante periodos más o menos prolongados. Además de la eliminación del estrés mencionada arriba, la calidad de la muestra de sangre, radiografías, ecografías, colocación de vendajes, colocación de catéteres, etc. mejora notablemente con la sedación. Una vez más, los veterinarios de animales exóticos tratamos con pacientes difíciles de explorar debido a sus particularidades anatómicas, fisiológicas y/o psíquicas.

Por último, los riesgos de la sedación y anestesia son mínimos con una adecuada monitorización del paciente que siempre realizan los veterinarios durante estos procedimientos. Son por tanto riesgos en cierto sentido más controlables que los derivados del estrés.

Antes de la sedación o anestesia, se pide al propietario rellenar y firmar un documento de consentimiento informado. Si tiene cualquier duda respecto a la sedación o anestesia, no se quede con ella, pregúntenos antes de dar su consentimiento.

La sedación permite una exploración más completa de los pacientes
La anestesia evita el estrés y el dolor, facilitando una pronta recuperación